Imprimir
Dic
04

Puntos esenciales para decorar tu panadería

La panadería como tienda o como sección dentro de un supermercado tiene la ventaja de tener un cliente fiel y repetitivo, ya que normalmente los clientes consumen pan diariamente y suelen utilizar un mismo establecimiento. Por este motivo una panadería que cuide su exposición puede lograr atraer a un mayor público.

En panadería es normal tener que aprovechar los espacios ya que las tiendas acostumbran a ser pequeñas. Los establecimientos oscilan entre los sesenta y ochenta metros cuadrados de exposición. Reflexionamos  a continuación, sobre los puntos a tener en cuenta para poder decorar un obrador con el fin que resulte atrayente al consumidor.

La fachada del establecimiento debe trasmitir y vender
En muchas ocasiones nos encontramos con fachadas que no comunican realmente lo que son. Pueden ser muchas las causas, por ejemplo una variación o ampliación en la actividad del establecimiento que no se ve reflejada en la rotulación, un escaparate que no muestra la tienda, falta de información mínima, una fachada obsoleta, un toldo deteriorado. La tendencia actual es que los obradores estén a la vista del público y sea el cliente, el que vea de primera mano, como se elabora el producto.

Hay que vender pan
Haz que la panera sea un punto atractivo dentro de la tienda. Comunica las variedades y diferentes especialidades de pan para potenciar su conocimiento y su compra. Hay que tener claro el producto que se vende y que se elabora. En muchas ocasiones, las tiendas se empiezan a llenar de productos ajenos a nuestro concepto de negocio con el objetivo de vender más. Al final mucho de ellos se convierten en elementos fijos en los locales, que no rotan y además roban un espacio precioso dentro de la tienda. En definitiva, que restan rentabilidad.

Una buena información en los carteles
La información es vital. La oferta vende, por eso es necesario comunicar con carteles bien claros y sencillos, en donde el cliente vea de primera mano, lo que ofrecemos en nuestro establecimiento.

La colocación de producto en una tienda
La colocación y organización del producto en la tienda no debe ser una variable que dependa de quien es el empleado del turno o el propietario. Cada producto deberá ir colocado en una ubicación concreta porque detrás hay unas razones objetivas para ello, y casi siempre relacionadas con la satisfacción del cliente y la rentabilidad.

Barra de degustación ¿si o no?
La barra de degustación tiene que ser un espacio pequeño, ya que no necesita más, entre seis o ocho metros cuadrados. El objetivo es crear un rincón pequeñito y acogedor donde el cliente pueda degustar un buen café -tiene que ser un café exquisito, sino no tiene sentido. No es aconsejable poner mesas y sillas, como mucho algún taburete y una repisa, con intención decorativa más que funcional.
Algunas panaderías al ser locales pequeños tiene el dilema que incorporar una barra de degustación crea una serie de problemas por lo pequeño y estrecho que éste acostumbra a ser. Una barra requiere unas medidas mínimas de 1,85 m. de ancho. Esto provoca un problema de embudo de difícil solución y que precisa una solución particular a cada caso.
Así habría que tener en cuenta si la panadería está ubicada en ciudad o en zona rural. En una panadería de pueblo no se puede aplicar un concepto de diseño excesivamente moderno, porque sus clientes no lo entenderían. De la misma manera, una barra de bar puede ser una mala idea, ya que probablemente el bar de la zona  es el que es el encargado de comprar las barras de pan al pastelero.

¿Qué aire debe tener una panadería?
Para establecimientos pequeños es vital tener claro qué par de cosas se quieren potenciar. El cliente principal en una panadería es la ama de casa o la familia: el niño, la abuela, el tío. La panadería es una labor artesanal por lo que pide un ambiente cálido. Apostar por los colores claros o maderas  puede ser una buena opción.
En definitiva, en un local de sesenta  metros cuadrados respiran bien vitrinas de panadería, alguna vitrina vertical de congelación y una pequeña barra. También, es posible, incluir unas pequeñas zonas neutras para salado o para bombonería.