Imprimir
Abr
04

Método coaching para la pastelería

“El conocimiento de los ingredientes, las técnicas y los procesos constituyen los pilares básicos para ser un buen pastelero” declara Jordi Bordas campeón del mundo de pastelería.

Gracias a su interés por la aplicación de nuevas técnicas y su carácter visionario, Bordas ha podido desarrollar un nuevo método de coaching donde con ayuda de su hermana Montse, experta en psicología organizacional, ha puesto en marcha las técnicas más innovadoras en tendencias saludables vinculadas a la alta pastelería, contrastadas y reconocidas por los mejores profesionales del mundo. Su nuevo método necesita de pautas de trabajo para mejorar la eficacia de la producción, para entrenar capacidades de creatividad, para innovar en los obradores y para ofrecer conocimientos de gestión de equipos de trabajo que permiten mantener la armonía y la motivación en entornos exigentes como es el sector de la pastelería.
Los principales requisitos para ser un buen pastelero nos dice Bordas  comienzan  “con una formación, ya sea en una escuela o con buenos mentores y la consiguiente  actuación en el obrador y debe ser paciente, tenaz y atrevida”.
De sus conocimientos adquiridos en las diferentes escuelas de pastelería, Bordas cree que de Francia y Alemania debemos aprender la organización en el aprendizaje de los oficios, donde hay una conexión directa entre la empresa y el centro de formación, lo que permite recibir una formación muy real y basada en las necesidades profesionales. De Japón destaca la disciplina y el respeto por el oficio y como trasmiten su savoir-faire de generación en generación.
Actualmente  compagina  la dirección técnica del negocio familiar de panadería y pastelería en Viladecans (Barcelona) y dirige junto con su hermana, proyectos de consultoría y formación en todo el mundo.